miércoles, 20 de agosto de 2014

DILEMA

¿Por qué será acaso
que en inviernos siempre
la puerta del colectivo
de atrás queda abierta?

¿Alguna especie de complot
entre choferes y farmacias
funestas que pretenden
vender tafiroles sin receta?

¿O será que aman el frío
de las mañanas oscuras
y dejan entrar el viento
que todo lo congela?

Llego helado al trabajo
pensando esos dilemas;
he sobrevivido abrigado
a esa aventura extrema.


No hay comentarios: