lunes, 7 de noviembre de 2016

RELATIVO

El tiempo lo cura todo,
tiene el poder del olvido:
aprendemos a aceptar
cada cosa como destino.

Perdonamos al pasar
los días y la melancolía
nos genera la necesidad
de renovar nuestra vida.

Nos hacemos sabios,
ganamos alguna experiencia,
otras acaso tomamos el error 
como si fuera una escuela.

Pero si el tiempo no existe,
es una mera sentencia
de los  pobres sentidos
que nulos nos orientan.

En un universo apenas
la parte de un infinito
complejo de universos
llamados materia negra.

Será menos que relativo,
sería menos que un atisbo
de procesos complejos
que no discutimos.

No habría olvido posible,
ni perdón, ni sabiduría,
no habría en definitiva 
eso que llaman experiencia.

Porque todo es ahora
de infinitas maneras;
 complejas posibilidades
serían sus consecuencias.

Un destello entre tantos
destellos estelares, tiempo
quebrado y nulo imposible 
para perdonar y olvidarte.


No hay comentarios: