lunes, 31 de octubre de 2016

ESPERA

Podría ser, quien sabe,
en estas cosas de la vida
parece que todo vale.

No existen azares, 
mentira que está todo escrito 
en libros muy grandes.

No existen las guías
cuales estrellas inefables,
son apenas soles distantes.

Existe ese camino
que hacemos nosotros mismos,
vamos ciegos, sin sentido.

Tropezamos y caemos
una y mil veces, demasiadas,
con errores repetidos.

Pero vale la pena,
es necesario hacer esa senda 
para conocer la meta.

Por eso te espero 
allí, donde tú quieras,
con el tiempo que no cesa.


viernes, 28 de octubre de 2016

COSAS CLARAS

Mi sonrisa te sigue
ahí donde tus pasos marcan
sendas extrañas y desconocidas
en mi vida cotidiana.

Te atreves a todo 
lo que yo no puedo,
o no quiero, o no intento.

Eres tan feliz siendo de esa manera
que muchas veces no comprendo
que en mi mundo perfecto
de rutinas y cosas claras
hay como un dejo de tristeza
que me ahoga el alma.

Por eso no sonrío, 
porque mi sonrisa va contigo,
donde quieras que vayas,
en el lugar del mundo que sea.

O en el infinito, 
quien sabe donde estarás ahora,
que amores tendrás acaso, 
que historias escribes,
que sueños hilarán tus dedos
tejiendo algún universo.

Quien sabe tantas cosas ¿No?
Pero bueno, yo sigo en mi rutina,
soy prisionero de ella,
no puedo quebrar nada;
esto es un cristal que contamina.

Pero al pensarte, 
al recordarte, al soñarte siento 
que en mi alma oscura
aún queda algo de vida.



miércoles, 26 de octubre de 2016

PERPLEJO

¿Quien es ese 
que me mira fijo?
Desconozco su cara,
como confundido,
sorprendido.

Ahora creo conocerlo
pero no comprendo,
está en ese lado 
frio del espejo.

De ese lado oscuro
donde todo es apenas
la sutil silueta,
de una apariencia.

¿O soy yo el reflejo?
¿O soy yo la imagen vacía,
sin alma, ni vida?
Que se mueve como un títere
ante una realidad desconocida.


lunes, 24 de octubre de 2016

RAMA

El tiempo era una esquirla
en su corazón que le dolía,
pero no decía nada.

Permanecía callada
mirando por la ventana 
con aire de nostalgia y magia.

Las horas le dolían,
todos los días, cada mañana,
pero no decía nada.

Sonreía mansamente
como en el árbol la rama
que el viento sacude 
con su fuerza denodada.

Llorada cuando nadie la veía,
así no conocimos sus lágrimas;
si ella era perfecta, no sufría,
sólo cantaba.

Y ahora en estas fotos 
antiguas, amarillas, anaranjadas;
me doy cuenta de todo eso,
con los años se aprende de la nada.


miércoles, 19 de octubre de 2016

DELICIA

La paz de la nada,
esa tranquilidad rara
donde todo se apaga.

La soledad es apenas
una secuela que se paga
con horas de nostalgia.

Lo que no se a hecho
en el camino de los días
o lo hecho en su medida.

Todo coopera o atenta
a favor o en contra acaso
del silencio que llega.

Cual hoja seca llevada
por la brisa del universo 
viaja en calma mi sonrisa.

El tiempo es la delicia
de todo lo que termina
alguna dulce mañana.


lunes, 17 de octubre de 2016

MISMO

Es una ventana rara
ese antiguo espejo,
veo lo que no existe,
y lo que existe pierdo.

Me miro cara a cara
de frente conmigo mismo,
discuto en silencio acaso
con lo que nunca he sido.

Abrazo las sombras
que el sol eleva al cielo
como ángeles muy negros,
se me van así los sueños.

Rompo en mil pedazos
ese vidrio enmarcado
con mis propias manos,
río mientras sangro.

Me dejo caer despacio
entre las partes quebradas 
de esa vida que no era mía,
del dolor que no buscaba.


viernes, 14 de octubre de 2016

PRISMA

Volvía de lejos,
de la oscuridad íntima,
donde el tiempo es apenas
un prisma donde se mezclan
todas las realidades mismas.

La materia rompe secuelas
y nada de lo pasado importa
porque todo siempre se reforma;
cada átomo cuántico se mueve
saltando tenazmente sus órbitas.

De ahí volvía, de esa maravilla
donde la vida es una sentencia 
que tienen todas las estrellas,
donde empieza y acaso termina
la metáfora de la razón misma.

Volvía pero tal vez ese no era
aquel lugar del espacio tiempo 
del cual había iniciado su partida
y nunca regresaba, sólo llegaba
a una nueva frontera prístina.

Siempre será un extranjero
donde quiera que se dirija,
a roto todas las riendas,
a quebrado las esferas
de universos y vidas.



miércoles, 12 de octubre de 2016

NIÑOS

Sin palabras,
en la misma noche
donde no hay nada.

Sin gestos amables,
nadie es sociable
cuando eso pasa.

Como ladrones
huimos del mundo
con esos temores.

Nos llevamos todo
lo que pudimos
en las manos.

El trabajo cansado,
la rutina demoledora,
las horas rotas.

La sonrisa vacía,
las almas sin brillo,
las espadas todas.

La inocencia misma
acaso fue la misiva
de nuestra iniciativa.

Fuimos como niños
jugando con expectativas
de seres desconocidos.


lunes, 10 de octubre de 2016

DÍA

Hermoso día,
sol celeste, sin nubes,
algunas aves cantan
sus dulces melodías.

Las hierba despierta
de su invernal letargo,
se apura cada tallo
en florecer despacio.

Los niños juegan
en su mundo de luces,
son soles de alegría
en las calles vacías.

El aire limpio, tibio,
hondamente se respira;
uno se llena así el alma
de dicha, paz y vida.



viernes, 7 de octubre de 2016

SIGAS

Espero estar
a la altura, digamos,
de las expectativas.

Temo al fracaso
en dar la medida
de tu sonrisa.

Para que sigas,
para que te quedes
en mi vida.

Pero soy como ves,
no tengo más nada
que mis días.

Más que estas manos
aferradas a unos papeles
con torpes poesías.

Nada más queda,
si acaso algo más tenía,
que seguir mi camino.

Transitar la senda
del destino buscando
que me sigas.


 

miércoles, 5 de octubre de 2016

COMIENZO

Si vienes con la lluvia
que sea de manera leve,
con cada gota fresca
de a poco se humedece
el aire que me envuelve.

Si traes del sur la brisa
con su delicado canto
de sirenas lejanas
podrías ser la leyenda
que en mi vida falta.

A romper la monotonía
de las obras cotidianas,
renovar el universo,
hacer nuevas las cosas
que deshizo el tiempo.

Por eso te espero, 
donde sea, como puedo;
eres más que el deseo
de comenzar en serio
este sentimiento.


lunes, 3 de octubre de 2016

DORMIDA

Busqué la luz
para tus días,
ese sol pequeño 
te abrigaría.

La luna clara
para esas noches
siempre muy frías
de tus melancolías.

Una brisa suave
que traiga el aroma
de las rosas todas
de tus fantasías.

Busqué palabras
suaves como nubes
para que te arrullen,
para que te calmen.

Para dejarte tranquila
como el agua misma
en una playa serena
cual sirena dormida.