jueves, 30 de abril de 2009

HOMBRE COTIDIANO (*)

¿Qué es esta tristeza?
Si tengo lo que se espera
de la vida del trabajo
y la constante entrega.

Si tengo una familia, una casa,
un auto, y hasta no debo cuentas.

Si en las vacaciones viajamos
a lugares siempre lejanos
donde es el descanso
la premisa cotidiana.

Si soy gerente de un banco
número uno en Argentina,
con enormes cifras de ganancias
que dejan atrás a la competencia.

Pero no consigo una sonrisa,
no encuentro en mis bolsillos,
entre tantas monedas y billetes,
alguna mísera respuesta.

Deberé ir a ver un médico
que me dé en una receta,
la fórmula precisa de la dicha
que se consigue a la venta.

Si hasta colaboro con los menores,
los seres pobres que nos rodean,
los mantengo lejos pero ayudo,
no sé qué más de mí esperan.

He sido generoso con mi esposa
aunque un desliz lo tiene cualquiera.

Es que necesito muchas cosas
que no puede dar ella, la comprendo,
con los niños no se puede volver
a la pasión que antes era.

Dios está de mi lado,
lo sé cada día que conduzco
con las ventanillas cerradas
mi hermoso y nuevo auto.

Pero no puedo, no entiendo,
no sé por qué tiemblo
al pasar por ciertos lados,
y un nudo en mi garganta
me deja siempre pensando.

Pero tengo la manera
para dejar todo de lado,
es aquel polvo blanco,
muy fino que pocos consiguen,
no quiero perder el ritmo

de este mundo donde soy algo.


* (Gracias Arte por las correciones)

domingo, 26 de abril de 2009

NOTA EN LA HELADERA

Busco en la heladera
un pedazo de comida.

Pero solamente encuentro
las migajas de un poema
que guardaba por si acaso.

Porque nunca se sabe cuando
será necesario tener a mano
alguna estrofa o algo.

Las migas son letras;
alguien le ha dado un bocado
a las palabras que se rompen,
se deshacen en los labios.

Espero que haya sido de provecho
para aquel ladrón noctámbulo
que digiere todas esas ideas,
no se atragante con las metáforas.

Que asimile su cuerpo al menos
la razón misma de su existencia,
cada poema tiene una razón
por más pequeña que esta sea.

En el freezer queda una paleta
de algún color extraño, bueno,
al menos es algo, un dulce bocado
es este beso que venia quedando.

Con su dulzura que ha mejorado,
con el tiempo los recuerdos
nos hacen más hermosos los besos
que ya hemos recibido y dado.

Dejo en el imán de la puerta
una nota para no olvidarme
que debo comprar más de aquellas
frutas que son las caricias
sutiles de tantas manos.

La leche fresca que es la tinta
muy blanca de la inocencia
con la que nacen los niños,
futuros enamorados poetas.

jueves, 23 de abril de 2009

FILOSOFÍA

Mi senda no es la senda
que recorren muchos en este mundo,
yo elijo la poesía sin prensa,
sin libros míos a la venta
como un producto más en los mercados.

Simplemente escribo y regalo
estas humildes estrofas a quienes
por la calle voy cruzando,
como si fueran pequeñas flores
nacidas en los grandes campos.

Puede ser que muchos se rían,
tiren mis poemas al fango pero
acaso alguno de ellos pueda
guardarse una palabra que será luz
en sus pensamientos diarios.

Al fin y al cabo este don
gratis lo recibo y gratis debo darlo;
viviré de alguna manera, sin lujos,
pero sabiendo que al menos rescato
de la nada la poesía bohemia
que nunca espera nada a cambio.

Como el amor que tanto cuesta
encontrar en esta vida, la poesía,
la verdadera poesía, crece en las ramas
de los aŕboles de generosa sombra
que nos aroman al pasar sin molestar
nuestros pasos en las avenidas.

La misma que recitan las aves peregrinas,
es el canto a la vida cotidiano repleto
de admiración y alegría ante la vida misma,
la misma vida que tiene sus pesares;
mas con los poemas se alivian un poco
los dolores que nos apremian día a día.

Por eso mi manera de dar luz de este lado
es dejar que mis hojas escritas sean hojas
que el viento del destino lleva de la mano
de quienes busquen al menos un consuelo,
o simplemente sean el leve reflejo
de algún sueño quebrado.

martes, 21 de abril de 2009

ALBURES DE SIEMPRE

Este día es un sueño
de sol tibio, sin nubes en el cielo;
de brisa fresca, gente sonriendo
al sentir las caricias del invierno.

Mis pasos por esta senda son firmes,
es que he olvidado todos mis miedos,
los temores al fracaso, al olvido,
acaso también a la misma muerte.

A que me dejes escondido en los recodos
extraños del pensamiento que siempre miente
creando recuerdos a nuestra justa medida
para que no nos volvamos locos siempre.

Llego hasta tu puerta y espero silente
que el destino me de la señal acordada,
una sutileza de la suerte de mi parte;
conmigo los albures de siempre.

Por fin podré decir que tuve de mi parte
al destino que esta vez será tan diferente,
como lo son también las palabras que traje
para poder verterlas como agua que se bebe.

Serás conmigo aquella misma de antes,
la que quise y tanto supo quererme,
la misma de mis sueños y poesías,
la que sueñan mis anhelos de dicha.

Por eso el día es una maravilla
de promesas siempre tan queridas,
de alegrías y esperanzas de primaveras
repletas de las flores siempre frescas

de un amor que perdona y olvida.

sábado, 18 de abril de 2009

ESTACIONES SIN TIEMPO

Ha pasado el invierno
pero las flores están muy lejos,
los ocasos son siempre de fuego
sin embargo el frío persiste,
acaso todo sea de hielo.

Como si la primavera estuviera muerta
o dormida, quien sabe con que sueños,
no hay aves todavía, ni mariposas,
ni aquel dulce aroma que reconforta
el alma con su paz de azahares frescos.

Las noches persisten en su empeño
de ser más extensas que los días
y no noto que haya alguna sonrisa
en los rostros que mudo observo.

Es un espejo siempre macabro
mirarse en los demás sin verse,
no como seres vivos , sino sombras,
extraños y oscuros espectros.

No hay nieve por estos lugares
pero el frío cala hasta los huesos,
congela la carne que se endurece
como los corazones perversos.

Como si todo ahora fuera nada más
que un triste relato negro
con personajes siempre hundidos
muy hondo en su sufrimiento.

Pero aún recuerdo la luz,
aquel cálido abrazo de fuego
que daba vida a mi alma encendida
con esa fuerza desconocida
hasta ese mismo momento.

Será que el amor no regresa,
que pasa una sola vez en la vida,
es un tren que transita por vías cerradas
en olvidadas estaciones sin tiempo.

jueves, 9 de abril de 2009

PALABRAS DE ANTAÑO

Que tus labios digan esas cosas
que tantas veces he soñado,
y si callo es porque escucho
con atención lo que me van dictando.

Como la lluvia en la ventana
caen desde arriba las palabras
que trato de atrapar como mariposas
de frágiles alas, sin dañarlas.

También como si fueran rosas
de pétalos aromáticos o notas
de una hermosa melodía que llega
traída por el viento sur que evoca
aquel tiempo lejano y olvidado.

Aquel tiempo siempre pasado
donde las palabras valían algo,
donde podía escribir el mismo poema
de todas las maneras y significados
con las ilusiones de antaño.

Las mismas que se han quedado
en los recodos olvidados de un ayer
que parece un sueño que tuve
una noche oscura de un verano
que es ahora un invierno helado.

Pero las palabras siempre llegan
como llegan las hojas secas desde lo alto,
como llegan las flores nuevas cada año,
como llega el mismo tren, los mismos vagones
con los mismos pasajeros que arribaron.

A una estación del olvido donde dejaron
en sus maletas todos los proyectos quebrados
de amores que nunca han sido más que ideas,
más que ilusiones que son como luces pequeñas,
como chispas que el aire lleva al cielo
acaso para que se incendien los papeles

de tantos poemas que nadie ha recitado.

viernes, 3 de abril de 2009

DEMIURGOS MOMENTÁNEOS

Un paso adelante, no es difícil intentarlo,
si todos los hacen, no debe ser malo,
uno, dos, tres, listo! ¡Estoy caminando!!

Hacia adelante. Hacia el infinito,
cruzo la calle, mirando atentamente
que pasan los autos como volando.

De repente llego al otro lado,
por fin estoy en la vereda de enfrente,
ahora quizás comprenda, apenas, algo.

Ahora es probable que cambie el significado
de tantas palabras y frases en semiosis
infinitas que no llevan a ningún lado.

Que descubra que hay en el universo
de las estrellas que brillan a lo lejos
en libros que siempre están cerrados.

No voy a descansar hasta que consiga
leer todas las letras, abarcar el mundo
que para muchos siempre estará vedado.

Será la cifra perfecta de todo, acaso
el universo se contenga en un número sagrado
que será la sumatoria de números extraños.

O simplemente sea un misterio
para todos nosotros con nuestras ideas,
simples demiurgos momentáneos.

jueves, 2 de abril de 2009

Y SONRIENDO

Este grito que callo,
que dejo en el silencio,
pugna por salir pero queda
muy dentro de mi cuerpo.

No espero que se enteren
que tuve alguna vez un sueño,
y que hoy se quiebra la luna
de aquel maravilloso cielo.

No quiero que pregunten
que pasó con ese tiempo
de felicidad tan perfecta
que es ahora un recuerdo.

Tampoco deseo las lágrimas
que son inútiles y no debo
dejarme vencer por los avatares
del destino que padezco.

Tan sólo pido un momento
de soledad con mis males,
saldré un día a la calle
renovado y sonriendo.