miércoles, 30 de noviembre de 2011

AUSENCIA

Me miras desde lejos,
desde una distancia inmensa
de años y perdidas palabras.

De fracasos y nostalgias;
amaneceres que nunca llegan,
o noches que no acaban.

Desde el instante donde tus ojos
tenían esa expresión dolida
de quien quiebra su alma.

Desde alguna fotografía
de la cual imagino los detalles,
motivos y circunstancias.

Pero no encuentro respuestas
a este misterio de ausencia;
quien sabe donde te encuentras.

Donde habrá ido a parar
toda esa dulzura, esa sonrisa
que quebró mi indiferencia.

sábado, 26 de noviembre de 2011

VIRTUD DEL OLVIDO

El tiempo tiene la virtud
de decantar en la memoria
lo malo que hemos vivido.

Nos quedan las alegrías,
las miradas, los suspiros,
los besos ya perdidos.

La sensación común a todos
de que es mejor todo lo pasado
porque recordamos lo lindo.

Por eso no regreses contigo,
ahora que me recuerdas como quiero,
ahora que extrañas lo que no tengo.

Mis caricias, mis besos, mi sonrisa,
y no mis enojos, mi mirada fría,
ni los temores de mi vida.

Por eso espero no verte de nuevo
para que no nos desilusionemos
al volver a conocernos.

sábado, 19 de noviembre de 2011

INOCENTE

La flor inmaculada
se mancha de amaneceres;
el sol pinta de amarillo
sus pétalos recientes.

La brisa sopla inocente,
acaricia su cuerpo delicado,
la mece como a un niño
que de noche no duerme.

Ella cree que es eterna,
que su belleza no termina,
que son perpetuos sus días
y feliz con eso se siente.

Pero pronto la muerte
vendrá como viene siempre,
solapada en las tinieblas
de la nada indiferente.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

NUEVOS TIEMPOS

Es difícil ser poeta
en estos nuevos tiempos,
cuando gobierna el dinero
y wall street es el centro
del incierto universo.

Cuando las madres pugnan
por matar a sus hijos en su seno;
la indiferencia del mundo acalla
las melodías de los jilgueros
extintos como todo lo nuestro.

El planeta se muere lentamente
en un lamento de cenizas y fuego,
de tormentas arrasadoras y mareas
que cubren todos los continentes
como lavando pecados nuestros.

Nadie tiene en cuenta la poesía
cuando reina tanta mercadería
de lo agresivo, lo violento;
la muerte es muy delgada
como esas modelos que vemos.

Pero no importa, después de todo,
si el don de la poesía no cuenta
de este lado de los acontecimientos,
se burlen de quien aún siente algo,
de quienes creen en el amor eterno.

La tierra se renovará por completo;
renacerá la belleza destruida
sin piedad alguna por el hombre,
la que arrebató en su estúpida utopía
carente de todo sentimiento.

martes, 15 de noviembre de 2011

FIN DEL MUNDO

El día del fin del mundo

quizás alguna lección aprenda,

sonría con más alegría

no como si fuera una mueca.


Comience a valorar los días

de esta vida pasajera,

a caminar más despacio

disfrutando mi existencia.


Olvide esos rencores

nacidos del tonto orgullo,

me reconcilie con los demás

y quizás me perdone.


Escriba versos hermosos,

esos que no escribo por cobarde

por el estúpido miedo a perderte

cuando nunca supe amarte.

viernes, 11 de noviembre de 2011

PALABRAS

Tengo palabras cansadas,
viejas, aturdidas, solitarias,
palabras que no dicen nada,
en apariencia poco claras.

En mis poemas se deslizan
como rocas de la montaña
golpean donde más duele
porque son duras y afiladas.

Me lastiman cuando las leo,
cuando en su aparente velo
de inocencia y tosca ironía
veo cosas que no veía.

Significados que me negaba
con el empeño de que se vallan,
pero es inevitable el encuentro
ante ese espejo sin manchas.

Ese reflejo que sólo yo veo
y que nadie más a ver alcanza
es como un castigo del cielo,
un alto precio por nada.

martes, 1 de noviembre de 2011

COPIAS

Soy de los que esperan
la llegada de cada primavera
con la ilusión de que regresen
las flores aquellas.

Las mismas que un día
me acompañaron en la deriva
de los momentos de mi vida
bajo la brisa que todo se lleva.

Pero nunca las encuentro
en los jardines inciertos
de la memoria que miente
como miente el silencio.

Nunca las veo salvo copias,
amargas flores marchitas
que simulan ser las mismas
que tenían tanta belleza.

Las que amé no regresan,
las que quise están muertas
como las leves esperanzas
de ser quien no era.