jueves, 30 de octubre de 2008

DE NUEVO

Anoche escuché la melodía
de los relojes somnolientos,
sus tictac tienen un ritmo extraño
que se reconoce en el silencio.

Casi siento deslizarse
a las agujas marcando horas
de un tiempo que va quedando
siempre muy lejos.

Intentaba rememorar las cosas
que tuve y que se perdieron
quien sabe como pero es tarde
para pensar en su regreso.

Me queda intentar imaginar,
buscarle la razón a lo que pasa
para así comprender, tal vez,
aquellas cosas que no entiendo.

Porque, si tengo suerte, al menos
llenaré las arcas vacías de mis sueños
de momentos vividos como fotografías
que hoy contemplo de nuevo.

miércoles, 29 de octubre de 2008

REGRESO

Podría decir que he muerto
en las horas perdidas de un tiempo
que ha quedado muy lejos.

Pero la vida continúa en mi cuerpo;
el alma busca la luz siempre diáfana
de los días venideros.

De tu compañía que siempre anhelo,
de tu amor que me ha dado alas
y con ellas vuelo a tu encuentro.

Como el ave que regresa al nido
para reposar en silencio,
vuelvo cada día contigo

en todos mis sueños.

JARDINES BOHEMIOS

Debajo de esta nubes
me encuentro mirando el cielo,
sé que existe algo arriba
más allá de lo cubierto.

Más allá hay estrellas
en la infinidad del universo,
pero mis ojos no pueden
vencer este manto incierto.

Imagino, entonces,
que hay planetas con sus soles
y algunos lejanos luceros
que brillan en exóticas noches.

Por un momento una estrella
asoma desde un hueco en las nubes,
me titila como diciendo que siga,
que vale la pena esta valía.

Algún día estarán despejados
todos los espacios de mi pensamiento;
volverán los cálidos colores
de las flores en los jardines bohemios.

domingo, 26 de octubre de 2008

SIN PRIMAVERA

Una flor en su jarrón,
condenada a muerte sin tierra,
sufre una agonía solitaria
en un rincón sin primaveras.

Aroma de todos modos
el leve aire que la rodea,
quizás por la ventana viaje
la dulzura de su esencia.

No tiene caricias de brisa,
ni aves que alto vuelan,
ni abejas que zumben cerca
buscando su néctar.

Sólo tiene un poco de agua
en su cárcel de cristal claro,
indiferente ante los ojos
de unos viejos cuadros.

Sueña que es libre y puede
flotar en el viento que atraviesa
los campos donde se mecen suaves,
como olas, todas su compañeras.

viernes, 17 de octubre de 2008

SILENCIO

Este silencio me dice
más cosas de las que quiero,
que el tiempo pasa y sigues lejos,
que parece imposible verte de nuevo.

No hubo despedidas, sólo silencio,
no hubo caricias, abrazos o besos;
simplemente un vulgar adiós un día
como los demás de este universo.

Pero no lo sabía, no pensaba
que ya en tu pecho había olvido;
tu amor se moría sin remedio,
alargando así este tiempo.

Deberé olvidarte, si puedo,
dejarte dormida en mis recuerdos,
como algo hermoso que tuve
y ahora yace muerto.

viernes, 10 de octubre de 2008

ESTA SEMANA

No estás conmigo esta semana
y siento que el tiempo es una trampa
que ahoga lentamente y no queda nada
más que esperar que el destino
decida que es suficiente la nostalgia.

Que la noche se termina para que el sol
se haga en el cielo una luminaria
que borre las tinieblas de la casa,
la misma que no he visitado hace mucho,
la misma a la cual me mudaré mañana.

Con las maletas cargadas de palabras,
en hojas blancas repletas de letras
que intentan dar forma a un poema,
que pretenden contar una historia
que nadie alguna vez cuenta.

jueves, 9 de octubre de 2008

CONTIGO EN LA MAÑANA

De tus manos nacen gorriones
que vuelan en el cielo de tu alma;
sonríes y es un mar de calma
el remanso de tu mirada.

Tu cintura tiene el talle perfecto
para la medida de mis deseos;
mis manos disfrutan la gracia
de acariciar la tibieza que emanas.

No necesito aquí más nada
que un abrazo infinito, un beso.
tal vez aquellas mismas palabras
tan viejas y siempre renovadas.

Que esto es la poesía,
que ser poeta significa la maravilla
de colmarse de la dulce dicha
de despertar contigo en la mañana.

miércoles, 8 de octubre de 2008

MUY CERCA

Estoy feliz de quererte
pero más feliz porque me quieres.

La vida me ha dado un don precioso:
el amor que juntos nos mantiene.

La paz que necesito está en tus manos,
en cada abrazo siento que me elevo
hasta el cielo tan esperado.

Porque eres un ángel enviado
para hacer de este mundo
un lugar más humano.

Un paraíso en la tierra
donde las aves que vuelan
serán tus dones preciados.

Como lo son las quimeras 
de quienes sueñan que es posible
alguna vez el cambio.

No me canso estando a tu lado,
siento que flotan mis pasos
en nubes de algodón muy blando.

Tus labios dicen mi nombre
con cada beso que recibo 
como sutiles mariposas.

Como dulces y delicados
pétalos de rosa en el aire
aromado de tu belleza.

Soy feliz porque regresas,
cada noche mi alma te espera.

Cada noche, con cada estrella,
siento que estás muy cerca.

NACERÁN LUCEROS

Con tus manos escondes el rostro
para que el brillo de tus ojos
no encandile los aviones
de aquel cielo roto.

El aeropuerto suspende sus vuelos,
no pueden volar los pájaros de acero
en un cielo de sueños que se cae,
hecho pedazos, al suelo.

Porque es tarde, lo lamento;
nada podemos hacer para evitar
el triste regreso del vacío
inmenso de este universo.

Será el destino que juega siniestro,
será, acaso, que siempre fracasan
las estaciones que son benignas
ante la llegada del crudo invierno.

Pero aún queda una salida
para rescatar los arco iris muertos:
llora y abre tus ojos grandes
que de ellos nacerán luceros.

Si quieres yo te ayudo,
remontaré torpemente el vuelo 
como un gorrión en el nuevo cielo
nacido de las ventanas de tu alma.

Que pronto hallaré la calma
al hacer mi humilde nido 
entre las frondosas ramas
del libro de la vida deseada.

Una vida unidos más allá de todas
y cada una de nuestras distancias,
más allá de las cuadradas estadísticas
de aquellos que no creen en nada.

lunes, 6 de octubre de 2008

TE ESPERO

Te espero con las rosas
lejanas del ocaso;
con las estrellas todas
de la noche que viene llegando.

Te espero en el silencio
que se llena del canto
de las aves que reposan
en los árboles muy altos.

Con el calor en las manos
de las caricias que guardo
para dejarlas caer despacio
en tu cuerpo que amo.

Te espero y acaso sueño
que te veo venir por la vereda,
lejana e incierta como la luna
entre los demás astros.

Me sonríes y dices mi nombre,
me abrazas con tus delicados brazos,
me colmas el alma de esta dicha
que recuerdo tanto y tanto.

jueves, 2 de octubre de 2008

HOJA EN BLANCO

Esta hoja en blanco
necesita un poema,
unas estrofas que rompan
el blanco vacío que la aqueja.

Para que al menos unas líneas
del trazo de mi lapicera
sean surcos donde las semillas
de las palabras germinen
en un humilde poema.

En primavera nazcan sus flores,
pequeños suspiros cuando lo leas,
y no será ya una hoja muerta
si no el emisario de mis sentimientos
al decirte que siempre estás cerca.

Que donde puedo dejo escritas
todas las palabras que vuelan
como si fueran jilgueros
que irán presurosos a cantar
sus dulces melodías en tu puerta.

Esta hoja necesita un poema,
la hoja de mis días que es un libro
cuya historia es siempre incierta,
pero sospecho un final feliz
si un día a mi lado regresas.

miércoles, 1 de octubre de 2008

EN VANO

Sigo pensando que fue en vano
haberte ido tan lejos estando cerca.

Porque de vez en cuando mis pasos
llegan hasta tu casa pero sigo caminando,
sé que ya no me esperas.

El otro día te vi sonriendo,
ibas por la calle de las rosas aquellas,
las que corté en un ramo para tu belleza.

Otras veces te llamo pero cuando
tengo el teléfono descolgado
siento que nada entre nosotros queda.

Y es demasiado sabiendo que a unos pasos
sigues viviendo y acaso ahora ames
a otro como a mi no me has amado.