miércoles, 3 de septiembre de 2014

CAMA

No me levanto,
no me importa nada,
me quedo en la cama
con mis esperanzas.

Que el día se ofenda
que el sol se vaya
así la noche regresa
a mi almohada.

Después de todo
la rutina es dura
con toda la vida
la vuelve absurda.

Al menos así niego
el tiempo sin sentido
de unos días aburridos
sin ningún ritmo.



No hay comentarios: