viernes, 5 de junio de 2015

FUEGO

Tus ojos
cerrados miran
más allá de todo
lo que veo.

Más allá
del horizonte
donde se termina 
suave el cielo.

Tus palabras
en silencio dicen
más cosas acaso
de las que quiero.

Desiertas las calles
no me ven caminar
en penumbras
como un eco.

Mirando al cielo,
entre estrellas,
creo vislumbrar
el viento.

La luna
tiene miedo
cada noche
del fuego.

Ese fuego
nacido de tu alma
como un sol lejano
que no poseo.


No hay comentarios: