domingo, 11 de septiembre de 2011

INCIERTO

Fabricamos guerras
como una manera de hacer dinero,
por eso vendemos el alma, el cuerpo,
la voluntad y el entendimiento.

Nos subimos a la oscura nube
de la razón sin ningún sentimiento,
creamos mounstros lejanos a nosotros
para que nos enajenen sin saberlo.

En nuestro afán de eternidad,
sabiendo que pronto moriremos,
pensamos que el universo es estático,
que las estructuras son el firmamento.

Que todo será como conocemos
y siempre lo seguirá siendo,
pero es creación nuestra, por eso
también su destino es incierto.

No hay comentarios: