domingo, 16 de septiembre de 2012

INSOMNIO


Jamás duermo
para no verte nunca,
vives en mis sueños,
mi pensamiento inundas

Las sutiles palabras 
que mis oídos escuchan
son las tristes armonías
de una canción muda.

Donde miro te veo,
en la mirada trunca
de unos ojos ciegos
por hondas penumbras.

Esa es la esperanza,
sin medidas, taciturna,
me dicta que persiga
golondrinas oscuras.

El cielo también juega
con unas pocas lunas;
creo que son estrellas
sin luz alguna.

No hay comentarios: