lunes, 10 de marzo de 2014

SEÑALES

Un brillo en el cielo,
una luna muy breve;
un destello que muere
en un instante leve.

Nadie se da cuenta
que un universo perece,
en su espacio tiempo
de repente se detiene.

Aunque la esperanza
va conmigo donde puede,
me dice que todo aquello
en poesía se convierte.

Siempre espero callado
tratando de ver las señales
de esos ecos ancestrales,
esos tiempos sin suerte.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

INTERESANTE TU POESÍA MARTÍN. FELICITACIONES, ME GUSTA.

Martin Espinoza dijo...

Gracias Elbio una vez más