miércoles, 12 de noviembre de 2014

SENTENCIAS

Las lineas de mis manos
nunca fueron escritas
como si fueran un libro
del destino de mi vida.

Si las lees no veras nada
o leerás cosas poco claras
puestas por esos albures
expertos en estafas.

Palabra tras palabra
se dictan las sentencias
esas de cuales nadie habla
pero a que a todos afecta.

Por eso mis puños
no golpean si no ocultan
con todas sus fuerzas
esas cuestiones oscuras.


No hay comentarios: