miércoles, 13 de mayo de 2015

DESTINO

Si ahora escribo,
ahora en la nada,
en la noche fría
donde todo acaba.

Es que un sueño
me tiene despierto,
me deja encendidos
los cinco sentidos.

El alma iluminada,
el corazón latiendo,
el pensamiento fresco,
los poemas eternos.

La locura razonable
de comprender todo,
de saber los secretos
mismos del universo.

No hay tiempo,
es todo un timo
comprar relojes
por algo vacío.

Por eso sólo mido
la vida que corre
por hechos acordes
a todo lo pedido.

Deseos y esfuerzos
para lograr objetivos,
alegrías y pesares
siempre van conmigo.

La meta no existe
porque todo es infinito;
horizonte siempre lejos
se llama destino.



No hay comentarios: