viernes, 3 de julio de 2015

CARO

Dices que siga las reglas
impuestas para todos,
te ajustas a las metas
comunes y pactadas.

Persigues la recta senda
pintada en el asfalto
del camino de la vida
que no has imaginado.

Que me vista a la moda,
esa que se ha dictado
como un juego de tontos
que todos acatamos.

En sí somos lo mismo,
o eso quieren que creamos,
clones macabros de nada,
muñecos de trapo.

Sociedad que se diseña
desde lo más alto, lo bajo,
una industria que maneja
hilos invisibles, opacos.

Cumplimos horarios,
nos sentimos satisfechos
con un miserable sueldo,
limosnas del trabajo.

Así nunca crecemos,
así nos quedamos abajo,
dejando el espacio libre
para los millonarios.

Para unos pocos
que pueden pagar todo
lo que cuesta ese mundo
mejor pero muy caro
.


No hay comentarios: