miércoles, 9 de marzo de 2016

CASA

Me quedo en casa
como si algo pasara,
como si la vida apenas
fuera una metáfora.

El sol una molestia,
la luna una trampa
en noches de bohemia
que no llevan a nada.

Protegido acaso
de viejos fantasmas,
imágenes muy oscuras
de seres sin alma.

Rodeado de libros
de mis fieles máquinas,
con un café sin gusto,
música sin palabras.

El universo mío
es pequeño y se mide
en unos pocos metros
de paredes blancas.


No hay comentarios: