viernes, 11 de marzo de 2016

SUBLIMES

Quien busca
en la noche estrellas,
a la luna allá arriba
donde nadie llega.

Quien mira
a las aves peregrinas
cruzar los lejanos cielos
hacia su tierra prometida.

Quien espera
ver caer algún cometa
para pedir su deseo
más anhelado en la vida.

Quien busca, quien mira,
quien espera es ese poeta
que nadie conoce ni sueña,
ni le importan sus letras.

Pero sabe bien que la cifra
exacta de todo se encuentra
en el átomo de una lágrima,
en la dulce y leve brisa.

En cada palabra guardada
en flores que persisten
al invierno más crudo,
frágiles, sublimes.



No hay comentarios: