jueves, 7 de agosto de 2008

POR TODO ESO

Tengo tus labios en un beso
que en mis labios conservo.

La sensación en mis manos
de tu piel de fuego.

El aroma de tu cuerpo
es la rosa que más quiero.

Tus palabras en mis oídos
son poemas que recito
cuando estoy en silencio.

Te quiero por todo eso,
pero también porque le das
alas a todos mis sueños.

Aunque a veces haga mal
las cosas que hacer debo.

No te dejo de pensar,
ni esperarte cuando duermo.

Porque ahora tengo
el tesoro más querido
por los poetas bohemios.

Un amor que es puro
y me hace digno, mejor
de lo que antes he sido.

Mejor persona porque reflejo
una parte, apenas, de la luz
de tu alma que es un cielo.

Un espacio donde vuelan
muy alto todos y cada uno
de mis pensamientos.

No hay comentarios: