lunes, 19 de agosto de 2013

ATISBO

No es frío el olvido
como muchos pretenden,
ni el desamor un vacío
enorme que se siente.

Es apenas un atisbo
del devenir continúo
de días que se pierden,
de estaciones ausentes.

Un recuerdo presente
en la memoria permanece,
aunque a veces se mezcla
con ilusiones perennes.

Todo con el tiempo
muy extraño se vuelve;
como un laberinto oscuro
de senderos dolientes.


No hay comentarios: