miércoles, 18 de febrero de 2015

RUEGO

Si hoy pido
un deseo al cielo
será algo mío,
no puedes saberlo.

Hoy miro lejos,
allá donde no vemos,
en una búsqueda
profunda, sin miedos.

Camino despacio
hacía los acantilados
de la razón misma
por ir pensando.

Por ir tejiendo
ideas sueltas, acaso,
partes de sueños
rotos, quebrados.

Escribo algo breve
en un papel amarillo
lo suelto en la brisa
para que se eleve.

Es una plegaria, 
es como un ruego,
un pedido elevado
al simple universo.


No hay comentarios: