miércoles, 4 de marzo de 2015

NAVEGANTES

No baja el agua,
no cesa esta lluvia,
las nubes son bajas,
enormes, oscuras.

El cielo se refleja
en las calles anegadas,
olas pequeñas suben,
extraña metáfora.

Somos navegantes
en un río y su furia
particular, inestable,
sombras oscuras.

Acaso mañana
veamos el sol arriba,
vuelvan las sonrisas
a esas casas vacías.

Las esperanzas todas
se renueven con la brisa,
vuelva todo como antes,
antes de este triste día.


No hay comentarios: