miércoles, 11 de marzo de 2015

SOLO

No vengas,
no traigas nada,
deja la luna en casa,
las estrellas calladas.

Caminaré solo 
esta senda amarga,
sin más que el silencio 
apagando las palabras. 

Tu mirada lejana 
será esa luna pálida 
de las noches perdidas,
de las horas quebradas. 


No hay comentarios: