miércoles, 25 de noviembre de 2015

CÓDICE

Viejos libros
siempre leo
una y mil veces,
busco sus secretos.

Descifrar el código
del destino incierto,
encontrar la clave
de lo que no tengo.

Hacerme sabio
aunque no sea viejo,
para saber el camino
de lo muy correcto.

Pero creo que nada
de todo eso sirva
si sopla el viento
del universo.

Si empuja fuerte
sin darme tiempo
a aferrarme a nada,
y nada obtengo.

Por eso no salgo,
por eso me encierro
entre altas bibliotecas
de códices inciertos.


No hay comentarios: