lunes, 23 de noviembre de 2015

RUMBO

Puedo caminar despacio
por esos caminos olvidados,
viendo las flores silvestres
que crecen a su lado.

Respirando el aroma
del aire fresco que acaricia 
todos mis pensamientos,
todas mis alegrías.

Descansando a la sombra
de algún árbol solitario
bajo el canto de las aves
suaves de tus manos.

Para después seguir rumbo
hacía donde lleve la huella,
hasta el final de esa senda
del destino donde ando.



No hay comentarios: