miércoles, 18 de mayo de 2016

PEREGRINO

Sigues mis pasos
donde sea que vaya,
con esa inocencia pura,
con esa dulce esperanza.

Tropiezas algunas veces,
con mi mano te sostengo;
no quiero que caigas
pero a veces no puedo.

Caminas a mi lado
con tu andar alegre,
de vez en cuando te cargo,
de vez en cuando si quieres.

Pero debes ser sabio
pues aunque contigo siga 
alguna vez en la vida
serán tus pasos solamente.

Será tu destino, no el mío;
eso es lo quiero que hagas,
que sepas ser en el mundo
un peregrino siempre.


No hay comentarios: