viernes, 18 de noviembre de 2016

NO ESTABAS

Te busqué y no estabas,
fui a esa misma casa, ese lugar,
el mismo cielo, la misma brisa,
el mismo barrio, esa plaza.

Alejado del tiempo oscuro 
que todo siempre marca
con sus cegadoras garras
que el corazón desgarran.

Arruinan la memoria
dejando apenas escombros
de viejos paraísos hermosos,
hoy desiertos sin propósito. 

Ahí encontré una señora 
que me miraba sorprendida, 
algo familiar en la mirada 
pero no te encontraba.

Me fui despacio 
y al verme en el espejo 
de una vidriera abandonada,
no era yo, ese, no,
no era el que te amaba.


No hay comentarios: