jueves, 25 de diciembre de 2008

MATERIA OSCURA

No mido el tiempo pues no existe,
no es verdad eso de que circula;
los relojes son una mentira
que marcan su falacia con agujas.

Será la luz que me ilumina
la que viaja a la velocidad
justa que necesita la masa
de los cuerpos hechos de átomos
unidos por esa fuerza extraña.

No caigamos en singularidades
donde todo se torna materia oscura,
dejemos que luz estalle e ilumine
nuestra galaxia de moléculas duras.

Que quizás la literatura no explique
la semiótica de este universo que nos rodea
pero nos dará cosas mucho más ciertas,
como lo es la esperanza, la belleza
que solamente la encuentra quien la busca.

Olvidemos que existe una ciencia que desnuda
las rosas en sus jardines y las deshoja
para hacer con sus pétalos alguna fragancia
cuando su aroma de por sí nos inunda.

No hay comentarios: