miércoles, 31 de diciembre de 2008

ISLA DESIERTA

Es un mar esta nostalgia
que me ahoga y me arrebata.

Sus olas enormes de tristeza
hacen que sucumba la nave
de mis ilusiones nuevas.

Por más vida que ahora tenga
no puedo borrar de mi cabeza
todas aquellas vivencias.

Será que nunca quise,
que jamás esperé que se fuera.

Será que aún espero su regreso
como la noche al sol de las mañanas
con sus luces e imágenes nuevas.

Como quien ha enviado una botella
en este mar en el que me encuentro
naufrago en una isla desierta.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi enhorabuena por sus poemas y por su constancia.
Hay tantas páginas en internet que cuesta darse a conocer y además, los buscadores, que presumen de encontrarlo todo, no siempre reflejan todos los sitios.

Martín_Espinoza dijo...

Gracias por sus palabras. Quien seas, pasa cuando quieras aleer sin problemas.