lunes, 11 de mayo de 2009

AL MENOS

Si esta noche viene la muerte
con su sinfonía de silencios,
dejaré reposar mi cuerpo
para viajar muy lejos.

Que los recuerdos se hagan uno
con el tiempo que siempre corre
hacia un futuro donde no existimos,
hacia un horizonte que desconocemos.

Dejaré un mensaje en un poema;
pequeñas palabras que dirán apenas
que he vivido, sido feliz y triste,
fracasado, triunfante a duras penas.

Que en cada uno de mis intentos
me he llenado de dicha y angustia
pero el amor es un arte que inunda
todos los días mis pensamientos.

Como la música que siempre se escucha
cuando sopla el viento, leve pasajero,
de altas nubes muy lejanas que circulan
por los infinitos cielos.

Si viene esta noche me encontrará,
quizás, durmiendo y se hará profundo
cada uno de todos aquellos sueños
que tuve, que tuvimos y que son ahora

el único tesoro que poseo.

No hay comentarios: