viernes, 9 de marzo de 2012

ANHELO

Un día llegará el momento
donde demuestres tus sentimientos;
la larga espera será una promesa
cumplida después de mucho tiempo.

Tus manos en mis manos abiertas
me darán ese calor que espero;
un beso, tan sólo un beso
hará latir mi corazón de nuevo.

Dejaré este cotidiano vacío
en el cual preso me encuentro
para descubrir un nuevo día
de sol y maravillosos sueños.

No habrá necesidad de recuerdos,
ni de poemas siempre muy negros
porque nacen de la melancolía
de anhelar lo que no tengo.

No hay comentarios: