viernes, 15 de noviembre de 2013

MILAGRO

Un molino gira
solitario en el campo,
es un desierto extraño
para encontrarlo.

Así el viento juega
con sus aspas ruidosas;
en un maravilloso hallazgo
después de tantos años.

Donde no hay otra cosa
que polvo y viento amargo,
siempre gira esa rueda 
cual signo obstinado.

De que todavía se puede
sacar agua de las piedras;
es cuestión de paciencia
al esperar ese milagro.


No hay comentarios:

NUEVO

A veces miro al cielo, busco una luz, un consuelo. Escucho la brisa susurrar desde lejos que no existe nada que sea eterno. Las hu...