viernes, 22 de noviembre de 2013

SIN NADA

Soy el silencio que pedías
las distancia que buscabas,
la mirada lejana perdida
en océanos sin playas.

Ese vacío en el alma
dormida en su paz extraña;
un espacio oscuro del pasado
como una noche olvidada.

Ese viento que del sur llega
como en todos los inviernos;
aunque ahora estoy viejo
poseo el mismo sentimiento.

Pero acallo todos los gritos,
calmo apenas todas las ansias,
me quedo donde me quieres,
siempre lejos, sin nada.


No hay comentarios: