viernes, 13 de junio de 2014

LUNA

No estás, 
eres siempre ausencia; 
una marcada soledad 
en mi vida austera. 

Un silencio que golpea 
cual oleaje en las costas 
colmadas de duras rocas 
silentes que se quiebran. 

O la lluvia que arrecia 
las calles muy angostas 
de aquel pueblo lejano 
de las memorias rotas. 

Donde la conciencia 
da  paso a la locura 
de añorarte siempre 
como a la luna.



No hay comentarios: