lunes, 15 de agosto de 2016

CAMA


Soy como la rama
del árbol ya caída,
me queda poca vida
pero sigo brotando.

Con aves en su intriga
de anidar si se puede
entre el follaje leve
que suave se mece.

Una flor solitaria
se duerme sin decir nada,
sabe que el destino tiene
todas las cosas pensadas.

La tierra es mi cama
pronto seré parte de ella,
un semilla o una estrella;
dios disponga lo que sea.

Dios me lleve donde quiera
están completas mis jornadas;
dejo algunos poemas y acaso
un poco de nostalgia.



No hay comentarios: