lunes, 19 de junio de 2017

SEMA

No escribo despacio,
ni con mucho tiempo,
escribo como sueño,
acaso como puedo.

Pero escribo siempre,
un desafío a mí mismo,
sacar algún sentido
del pensamiento frío.

Un poco de verdad,
mucho de fantasía,
es así la poesía
del alma nacida.

Son así las palabras
hiladas de la sustancia
que sostiene las ideas,
que mezcla varias capas.

Universos me gusta,
es una buena palabra,
da esa impronta grande
de magnífica inmanencia.

De uno mismo se sale
siendo uno mismo afuera,
se cambia en cada uno
que alguna vez lea.

Esa es toda la magia
que poseen las letras;
semántica destacada,
muta y se conserva.


No hay comentarios: