domingo, 11 de enero de 2009

DESTELLOS

Todavía tengo poemas
escondidos entre las estrellas;
en mis bolsillos algunas letras
que consigo hilvanar en estrofas
con los versos que me restan.

Las musas que me visitan
de vez en cuando me dejan
los retazos de algunas historias,
algunos sentimientos que pugnan
por ser acaso una respuesta.

Porque existen misterios
que no los revela la ciencia,
son misterios de nuestra alma,
de nuestros corazones que llegan
a latir con mucha más fuerza.

Y este oficio de poeta me revela,
lo digo con la humildad más serena,
que la poesía es necesaria en el mundo,
que gira como una ruleta perversa,
mucho más de lo que se piensa.

Eso lo saben los que sueñan,
los que aman, los que esperan
un cambio y luchan a diario
para que sea un poco mejor
una parte de este planeta.

Que los poemas siguen llegando
como gotas en el mar cotidiano
de los sucesos que nos arrecian,
son mágicos y nos hacen más humanos
al ser destellos de dios en la tierra.

No hay comentarios: