domingo, 11 de enero de 2009

SER POETA

En esta vida me quedan las letras
de mis poemas que pocos leen,
amigos que tienen el noble gesto
de soportar la mediocridad de mis versos.

Pero es el don que tengo, acaso
este sea el motivo de mi existencia,
esta sea la razón de este tiempo
recorriendo este mundo que no quiero.

Un mundo que se ha vuelto un desierto
de poetas y amores quebrados como el cielo,
sin estrellas, que desde mi ventana observo;
sin árboles ni aves cantando todo el tiempo.

Un mundo donde solamente tengo el encierro
de horas y horas pensando y escribiendo
cuestiones del amor y la vida, en teoría
ser poeta es filosofar como un juego.

Un oficio que no se busca sino que llega
como llega el sol desde lo lejos del universo,
recorrer esta senda tiene sus ventajas
pero también puede ser un oscuro sendero.

Con los sentimientos pugnando en los dedos
por salir y convertirse en palabras
que formaran cadenas de estrofas
para describir acaso un momento.

O un estado del alma y nunca alcanza;
el lenguaje es una herramienta que falla
porque no nos narra la totalidad absoluta
de lo que por dentro muchas veces nos pasa.

Pero sigo escribiendo, quizás encuentre
la cifra exacta de todos los pensamientos,
la razón perfecta que cabe un verso;
empresa de locos, pero ser poeta es eso.

No hay comentarios: