jueves, 9 de abril de 2009

PALABRAS DE ANTAÑO

Que tus labios digan esas cosas
que tantas veces he soñado,
y si callo es porque escucho
con atención lo que me van dictando.

Como la lluvia en la ventana
caen desde arriba las palabras
que trato de atrapar como mariposas
de frágiles alas, sin dañarlas.

También como si fueran rosas
de pétalos aromáticos o notas
de una hermosa melodía que llega
traída por el viento sur que evoca
aquel tiempo lejano y olvidado.

Aquel tiempo siempre pasado
donde las palabras valían algo,
donde podía escribir el mismo poema
de todas las maneras y significados
con las ilusiones de antaño.

Las mismas que se han quedado
en los recodos olvidados de un ayer
que parece un sueño que tuve
una noche oscura de un verano
que es ahora un invierno helado.

Pero las palabras siempre llegan
como llegan las hojas secas desde lo alto,
como llegan las flores nuevas cada año,
como llega el mismo tren, los mismos vagones
con los mismos pasajeros que arribaron.

A una estación del olvido donde dejaron
en sus maletas todos los proyectos quebrados
de amores que nunca han sido más que ideas,
más que ilusiones que son como luces pequeñas,
como chispas que el aire lleva al cielo
acaso para que se incendien los papeles

de tantos poemas que nadie ha recitado.

2 comentarios:

Ricky dijo...

Hola Martín,digo presente degustando tus poemas. Una vez más es grato endulzar los ojos, el alma con las palabras bien enlazadas de tus poemas. Saludos y gracias por subir estos tus poemas

Martín_Espinoza dijo...

Muchas gracias Ricardo por tu comentario.