domingo, 20 de septiembre de 2009

DOLOR MÍO

El amor conmigo ha sido reticente.

Apenas si en mis poemas lo esbozo,
amores que nunca llegan o seres
tan lejanos como irreales
de los cuales me enamoro.

Pero esta vez me muestra su cara
en tu cara cada vez que te miro,
me desconcierta sentir algo distinto
a mi incertidumbre cotidiana.

Contigo me siento unido al mundo,
este mundo del cual siempre me creo,
demasiadas veces, un ser distinto
que no encaja en lugares o sitios.

Pero sé muy bien que soñar está prohibido,
que nunca podré amar, no lo sé, no he aprendido;
por más que necesite estar a tu lado, lo mejor
es el silencio donde me cobijo y me hundo

en el más hondo de los dolores míos.

No hay comentarios: