lunes, 28 de septiembre de 2009

EN LAS TINIEBLAS EL ECO

Mis pasos me llevaron
a este lugar escondido;
no sabía que existía
pensaba que lo había perdido.

Pero me encuentro una vez más
entre todos los viejos recuerdos;
las mismas vivencias amargas
desgarran una vez más mi alma
quebradiza como el cristal seco.

Como la copa donde bebimos
el último trago del vino añejo,
de la misma botella salieron
también todos los sufrimientos.

Ahora no existe más el ave que vuela
por los cielos antes siempre celestes
de la felicidad que se ha muerto;
quien sabe a donde pero debe ser lejos
porque ni llegan mis pensamientos.

No cubro esa distancia siquiera
con los gritos de mi boca que apenas
logra ser el eco en las tinieblas
de una noche que pensaba perdida
pero que ahora, sin más, regresa.

Intento huir, marcharme muy lejos
pero como dijiste, el tiro fue certero,
has dado con tu flecha en el mismo pecho
donde mi corazón se desangra en silencio.

2 comentarios:

(lunattyk) dijo...

"tras noches oscuras el frío me ha sentenciado, camino en el dolor porque he intentado curar estas heridas que tu has dejado y en ecos del silencio grité en suspiros que a ti es quien he amado"

besos tinchin!!!!...me gustan tus palabras!

Martín_Espinoza dijo...

Muchas gracias por tu comentario poético Naty!

Es lindo evr que las palabras que uno escribo inspiran nuevos versos.