martes, 23 de febrero de 2010

AMOR CONSTANTE

Creo en el amor
a pesar de sus pesares,
a pesar de que muchas veces
nos deja el corazón en partes.

A pesar de que los poemas
se vuelvan negros alardes
de la tristeza que golpea
sin piedad donde ella sabe.

De que las aves de la dicha
emigren a hacer sus nidos
a otros lugares muy distantes
donde no llegamos ni tarde.

Pero el amor no hiere,
no lastima como una daga
que desgarra el corazón
que ya por eso no late.

Son amores falsos aquellos
que nos lastiman por dentro;
ilusiones de locos que sabemos
fueron caprichos inciertos.

El amor verdadero es eterno,
no lastima, al contrario, cura
todas y cada una de nuestras heridas,
nos renueva, nos llena de vida.

Nos hace nuevos, seres radiantes
como soles en las noches donde salen
las luciérnagas de las promesas
a pasearse por el aire que se abre.

Como se abren los pétalos de las flores
dando su aroma y su belleza constante
a todos los enamorados que esperan
que la vida los consagre con el tesoro

de vivir juntos para amarse.

No hay comentarios: