miércoles, 17 de febrero de 2010

MANOS VACÍAS

No me das la mano
y te quedas de espaldas a mi vida,
mientras en silencio persisto
mirando tus manos vacías.

Ni tengo el abrazo,
aquel que tanto de vos quería;
tus brazos cruzados son barreras
que no cruzan mis expectativas.

Tampoco consigo que estés cerca,
será que he logrado nada más
que pretendas ser la estrella
del cielo de mis quimeras.

O la luna solitaria y viajera
que se va pero siempre regresa
como los recuerdos o la primavera
con sus flores y su belleza.

No hay comentarios: