lunes, 8 de febrero de 2010

DOLOR PEREGRINO

Ya no piensas en la noche,
ni en los días que comienzan.

Te olvidas de la sonrisa
y dejás atrás la dicha perdida;
quien sabe donde se encuentra.

Tomo tus manos y te miro,
espero llegar a lo profundo
de tu alma buscando respuestas.

Pero sólo encuentro silencio;
tus manos muy frías no se conmueven
con el fuego que me alienta.

Por eso busco el camino perdido,
ese que lleva hasta la puerta
del dolor que ha hecho su nido
como un ave peregrina que regresa.

2 comentarios:

lunattyk dijo...

muy bonito y hasta triste!... :(

besitos tinchin!

Martín_Espinoza dijo...

Si... Suelo escribir así.

Besotes Natyy!