lunes, 22 de noviembre de 2010

SEPARADOS

Tenemos un pacto
que sellamos en silencio,
en la distancia pensaremos
en las cosas que pasaron
pero nuestro orgullo amargo
nos mantendrá lejos.

Nos quedaremos con lo bueno,
olvidando todo lo que pasó de malo,
pero seguirán apagando los sueños,
las ilusiones de volver algún día,
como antes, como era, lado a lado.

Porque estamos muy heridos,
siempre supimos como lastimarnos,
pegarnos donde más nos duele,
sin medir el duro impacto
que ni el tiempo irá sanando.

Por eso firmamos con sangre
del alma en papeles imaginarios
un convenio para nunca más vernos,
un contrato tácito donde dejamos
a fuego nuestra firme voluntad
de seguir en este mundo, separados.

No hay comentarios: