jueves, 26 de mayo de 2011

SECUENCIA

Encerrado en el tiempo
que es una circunferencia,
como una fría bóveda hueca
donde la nada se encuentra.

Donde no existen lineas rectas
porque todas se interceptan,
sobre si mismas dan la vuelta
como un infinito que se quiebra.

Donde el sol y las demás estrellas
nacen, mueren y se repite la secuencia
pero son siempre los mismos, nada,
aquí nada alguna vez se renueva.

Nada pasa aunque no parezca,
aunque corra el viento muy alto
elevando consigo las hojas secas
de la desaparecida primavera.

Falsa eternidad del universo
porque engaña a quienes lo vemos,
es siempre el mismo como un espejo,
como una imagen a veces siniestra.

Así paso los días, o eso creo,
así se repite hasta el cansancio
siempre los mismos raros momentos,
el mismo adiós, el mismo beso.

La misma sonrisa, acaso también
el mismo dolor que se replica
absurdamente en las pareces cerradas
de todos estos retratos inciertos.

No hay comentarios: