lunes, 19 de noviembre de 2012

MUY ALTO

Prefiero este silencio,
estas horas sin problemas;
esta paz de estar solo
es la paz de la ausencia.

La brisa que sopla dulce
desde llanuras perfectas,
trae el aroma de las flores
que soñé en la tierra.

Como en el cielo el ave
muy alto vuela, la imaginación 
no conoce ninguna frontera,
ningún límite la encierra,

Así ahora sin nadie,
con mis alas bien abiertas;
me voy lejos, siempre solo,
donde nadie me espera.

No hay comentarios: