lunes, 21 de enero de 2013

DULCE

Hubiera sido lindo
tener una vida contigo;
una historia juntos,
un destino unidos.

Un espacio en el mundo
como una feliz familia,
compartiendo los días
disfrutando esa dicha.

Viendo cada mañana
tu preciosa sonrisa,
desayunando juntos,
cual cotidiana rutina.

Los albures inciertos
nunca eso han querido;
estamos siempre lejos
en una especie de limbo.

Yo como un cobarde
que no atinó a nada;
vos como una estrella
que un día se marcha.

No puedo quejarme,
ni añorar lo que no tuve,
pero en mis ilusiones
fue una vida muy dulce.

No hay comentarios: