martes, 1 de enero de 2013

IGUALES

Los hombres son todos iguales,
se esconden tras finos modales,
sonrisa amable y hasta un traje;
su dinero, su vida "intachable"

Creen que más que todos valen,
se sienten poderosos, inmortales,
desde su muy estúpida lógica
de crear un mundo infame.

Pero yo soy el peor de todos,
tengo el don de ser poeta,
aunque reconozco que todavía,
quizás nunca, logre superarme.

Cuidado con mis palabras
porque son como certeras balas,
saetas venenosas directas
al corazón y la misma alma.

Soy quien no conoce destino,
simplemente escribo mis poemas,
simplemente así vivo
en este mundo que me rodea.

No hay comentarios: