miércoles, 14 de octubre de 2015

SIN SONRISA

Te veía,
ahí estabas
como dormida.

Mis manos
buscaban en vano
tu sonrisa.

Mis labios
cerrados, mudos,
nada decían.

Mis pasos,
no tenían rumbo
en la vida.

Luego adiós,
te llevaron lejos
de mis días.


No hay comentarios: