lunes, 12 de septiembre de 2016

BIBLIOTECA

Antagonía del destino
esto que ahora escribo;
las palabras persiguen
breves sendas en versos
nacidos del olvido.

De dejar lejos todo,
de no pensar que merecemos,
acaso siempre lo merecimos;
lo que nos sucede en la vida
no es culpa del destino.

O a dios o a quien sea,
en verdad cada idea nuestra
se hace realidad a pesar
de que sea lo que sea,
padecemos consecuencias.

No niego que los dados
no corran sobre la mesa
y de vez en cuando la suerte
nos beneficie o se niegue,
caprichosa en su esencia.

No hay receta alguna
de como se hagan los días,
ni sus noches venideras,
somos los escritores de todo
de cada página secreta.

Cada palabra esconde
tras de si sus sentencias;
decir es hacer se asume,
en esos somos torpes dioses
siempre con mala letra.

El universo es una biblioteca
con libros que acaso nadie lea;
cada historia es una persona,
cada página está hecha de vida,
sin capítulos, ni enmiendas.


 

No hay comentarios: