miércoles, 21 de diciembre de 2016

AMARILLAS

Antes podía verte,
en cada estrella,
en cada esquina.

En cada sueño
que a veces vivía
con una sonrisa.

El día era hermoso,
porque nada hería
los sentimientos
qué por ti tenía.

Los llevaba conmigo
donde sea que iba,
como un precioso
libro que leía.

Su historia hermosa
inspiraba mis días;
cada paso que daba
por ti lo hacía.

Pero no se podía
ser feliz siempre,
así se termina 
todo de repente.

Quedan apenas 
páginas amarillas,
rotas y caídas.

El recuerdo borroso 
que me permite el tiempo
llevar en mi valija


No hay comentarios: